Teatro en Tandil

"Trescientas maneras de escalar un muro"

Sábado 3 a las 21 en el teatro Bajosuelo, Rodríguez 457, sube a escena "Trescientas maneras de escalar un muro" con la actuación de Matías Madrid y Germán Romero y bajo la dirección de Gustavo Lazarte.
Todo comienza en la noche cuando aparecen Mosca y la Pata, dos torpes malhechores esperando para poder entrar por una pequeña ventana fuera de su alcance a un supuesto mercado chino para cometer un ilícito, lo que parece un simple atraco para ellos se empieza a complicar y tienen que esperar más de lo pensado para poder entrar. En ese tiempo de espera a través del humor nos vamos enterando lo que han sido sus vidas. "Las cosas no son cosas y que el paso del tiempo y la espera enferman a cualquiera". La historia tiene un punto de giro inesperado que da un desenlace emotivo y disparatado.

Nada Que Ver 2

Sábado 3 a las 22 y el domingo 4 a las 21 en el Club de Teatro, Chacabuco 517, se presenta Nada Que Ver 2.
Los espectadores asisten a algo que sucede y se dejan estimular por diferentes provocaciones. Viven una situación que es real e imaginaria a la vez. Así, cada función es diferente en cada persona que se deja llevar por las sensaciones, las músicas, las voces, los efectos de sonido, los aromas, el tacto e, incluso, los sabores.
Nada que ver empezó como una experiencia creativa, casi como una apuesta a nuevas maneras de actuación, y se trasformó en una propuesta que el público recibió con entusiasmo y adoptó como una manera distinta de acercarse a vivir el teatro. Dirige Marcela Juárez.